¿Qué tener en cuenta para elegir a tus socios?

(Por si no sabes a quién elegir)

 

Suponiendo que ya has avanzado por tu cuenta, es hora de buscar un co-fundador. Es usual escuchar que esto es como un matrimonio, y que los co-fundadores deben llevarse muy bien y deben ser de confianza como para iniciar algo en conjunto, y evitar muchos problemas más adelante.

En nuestra opinión, lo más importante es que ambos miren hacia el mismo objetivo, puedan ejecutar las cosas y sean buenos complementos. Para ello, hay determinadas características a tomar en cuenta.

 

Entre las dos principales, hay 2 principales:

1. Propósito: Así como es el motor principal para tí, tu potencial co-fundador debe compartir lo mismo. No sólo encontrarán dificultades en su entorno para empezar a ejecutar su emprendimiento, sino que también habrán (¡es inevitable!) puntos de conflicto en la toma de decisiones o incluso en el día a día. Al estar motivados ambos por solucionar el mismo problema y ayudar a las mismas personas, podrán superar con mayor facilidad todos los retos que vayan encontrando.

2. Tiempo: Esta primera etapa se basa de tiempo. No existe un negocio funcionando, sino sólo una idea que podría ser real como no real. La información y base de las descisiones más importantes que tomen al inicio no se basa en artículos que puedas leer en internet, o entrevistas con expertos. Muchas veces es la interacción que tengas con tus potenciales clientes así como construyendo los determinados prototipos o realizando operativamente lo necesario para continuar interactuando con los usuarios y nunca dejar de aprender.

 

Tanto el propósito como el tiempo deben estar alineados, otro elemento alineado es:

3. Expectativa: La más tangible es la económica. Un emprendimiento es un proyecto que puede tener determinada rentabilidad (potencial retorno vs la inversión de recursos como tiempo y dinero).

¿Cómo puede no haber alineamiento aquí? Aquí un ejemplo extremo: Imagina que quieres lanzar un emprendimiento social, y necesitas ahondar en la oportunidad. Alguien que tiene una expectativa económica alta sólo va a dedicar su tiempo y dinero en encontrar algo tan valioso como el próximo Iphone. 

 

Hay otras dos características que es mejor tomarlas como complemento para tu perfil

4. Experiencia previa: Si bien no necesariamente debes buscar a alguien de tu industria, es muy útil conocer el punto de vista en base a otras experiencias laborales. Alguien puede haber estado del lado comercial, y alguien en la parte de diseño. Alguien puede haber revisado procesos y otro revisando números. Entre más diversa sea la experiencia previa, hay más posibilidad de abarcar más aspectos en todo este camino.

5. Personalidad: Según el conocido indicador-tipo de Myer Briggs, existen 16 personalidades de personas según decisiones sobre recuperación de energías, aterrizaje de ideas, brindar la razón y planificación. Ninguna personalidad es mejor o peor que otra, pero sí es importante conocer cuál son las características en algunas decisiones determinantes sobre situaciones específicas en las que las dos personas pueden estar.

 

Coincidentemente, muchos de estos factores están presentes y alineados con algunas personas dentro de tu grupo de relacionamiento. Son los amigos cercanos, colegas de trabajo, y networking diverso que pueden presentarse como potenciales co-fundadores (¡no necesariamente sólo tus mejores amigos!)

 

Este artículo está enfocado a co-fundadores que dediquen horas contigo para ahondar más y contar finalmente con una oportunidad identificada para explotarla. Para lo relacionado a encontrar socios técnicos (por ejemplo, tecnológicos)... aún no es momento. Puedes aprender más en ¿Por qué aún NO añadir a desarrolladores

 

Si quieres conversar con nosotros ahora sobre este tema, escríbenos aquí.

 

[Este es un artículo de la sección: Idea]


Autor: Sergio Medina Valdivieso