¿Por qué no añadir más funciones a tu idea?

(Si aún sigues pensando en todas las funcionalidades posibles)

 

Debemos empezar con algo, pero quizás los atributos o funcionalidades que más nos llaman la atención de nuestra de idea de emprendimiento quizás no sean las primeras cosas que debamos poner a prueba o ejecutar. Incluso puede sonar desalentador tener las primeras versiones de tu prototipo sin todo su potencial, pero debemos entender que hay cosas más centrales que debemos probar primero.

 

Hemos preparado 4 consideraciones para que lances al mercado lo más básico de lo que tienes en mente.

1. La creatividad eres sólo tu: Todas las funcionalidades son tu perspectiva, mas no la de tus usuarios finales. A menos que hayas compartido muchas experiencias con tu público objetivo, será difícil que puedas "chuntarle" a las funcionalidades más esenciales que tus usuarios necesiten en un inicio. Además, suele pasar que desees incorporar elementos de otras herramientas o emprendimientos que hayan captado tu atención, pero que no necesariamente apliquen para tu proyecto.

 

2. No todo es tan prototiable: Si bien todo puede realizarse a una escala relativa mucho más baja que la de sus funciones finales, existen algunas tecnologías que pueden reemplazar en una mayor magnitud las funcionalidades de sólo algunos elementos de tu propuesta de valor. Para otras (usualmente las más superficiales y no tan centrales) requerirán más tecnología.

 

3. Responde la propuesta de valor: Se refiere a la manera esencial en la que piensas resolver el principal problema del usuario, específicamente sabiendo cuánto le molesta, por qué le molesta, y qué es lo que quiere llegar a hacer una vez que supere esta potencial barrera. Para tus usuarios principales o early adopters notarás que no les interesa mucho el tiempo ni la presentación de tus servicios o productos, sino satisfacer sus necesidades cuanto antes.

 

4. Corre lo antes posible: El tiempo es oro, no sólo por el tiempo obsoleto que estás teniendo sólo imaginando tu idea, sino también por todas las actividades de tu día a día que estás dejando de hacer. Además, entre más pronto y contínuo avances, retendrás mejor tus conocimientos y la relación que tengas con los usuarios con quienes estás validando tu idea en el mercado.

 

Cuando te sientas listo(a) para ejecutar lo más básico y esencial de tu idea lo antes posible, debes conocer el camino sobre cómo llegar a tus primeros usuarios, crear tus primeros prototipos y conseguir tus primeras ventas para llegar a ser un negocio funcionando. Para ello, existe una capacitación a tomar en cuenta ¡y que hemos preparado para ti!.

 

Si quieres conversar con nosotros ahora sobre este tema, escríbenos aquí.

 

[Este es un artículo de la sección: Idea]


Autor: Sergio Medina Valdivieso